sábado, 15 de marzo de 2008

hace poco me encontré siendo cínica por primera vez. Lo hice para cerrar una herida y creo que resultó, me siento mucho mejor. Es una sensación de justicia: esa persona no se merecía otra cosa. Además, ahora que lo pienso, ahora que conozco el cinismo "desde dentro" y analizo algunas de sus frases, él fue siempre cínico sin que yo lo notara realmente.
Ahora podemos pasar al plano del olvido.

1 comentario:

ajá dijo...

del cinismo al olvido en 305 pasos.
tmb podés optar por el tango