viernes, 4 de febrero de 2011

estoy trabajando un montón y hace mucho que no escribo poesía
el otro día hablé por chat con Stuart y me dijo que él también que trabaja mucho y que se olvidó de la poesía
pero estoy segura de que me voy a volver a acordar
y él se va a volver a acordar.
No sé qué es la poesía.
En enero anduve con Claudio en canoa, él me llevó porque no sé remar por unos ríos pequeños entre islas y leí muchos cuentos de fines del siglo XIX que me encantaron.
Me dijeron que el delta de Tigre es único en el mundo.
Yo fui feliz allí pero ya lo olvidé.
Quiero olvidar como es la naturaleza salvaje para regresar y que siempre me sorprenda.
O no sé, no se puede hablar de la naturaleza porque es lo contrario a las palabras.

3 comentarios:

Thiago Barbalho dijo...

Embora as palavras sejam mais ou menos pequenos rios entre ilhas, e assim sejam dotadas de um movimento natural.

tanto amor empalaga dijo...

el delta de tigre es lo maximo del mundo Ceci!

diva dijo...

remar es lo más lindo del mundo.. remar en el tigre es, claramente, lo más