lunes, 18 de agosto de 2008

el sábado fuimos a una lectura clandestina de poesía en palermo y un poeta de los noventa que se tambaleaba al pie de la escalera me tiró vino encima. Mi nuevo jean gris claro de zara arruinado.
Todo esto para decir que existe algo como las lecturas clandestinas de poesía que se está gestando en este momento en nuestra ciudad.

2 comentarios:

enrique dijo...

como es eso de "clandestino" ? la idea es q se sepa pero no se sepa? tienen ganas de q parezca peligroso? el lugar no tiene habilitación? o está prohibida la poesía?

lo q deberían prohibir es q un borracho le arruine un jean nuevo a radicaltrash

Atenea dijo...

y bueno, lo que pasa es que la poesía y las actividades clandestinas se llevan mejor con la ropa usada