miércoles, 28 de octubre de 2009

Volvimos ayer de un país limítrofe
no sé si es triste o alegre volver de un país limítrofe
los países limítrofes son nuestros hermanos y es triste separarse de ellos
pero es alegre regresar a casa
los gustos de las galletitas
el tempo de las cajeras del supermercado coto
( y algo poético: cierta calidad de la luz)
casa
casa
casa
pero recordaremos lo que vivimos allí, al lado, cerca
en un país donde hablan nuestra lengua
y aman los autos,
autos nuevos y veloces
pero también aman las bicicletas
y los subterráneos

5 comentarios:

CeCi Estalles dijo...

genialidad!

Ale× dijo...

la luz de otra latitud
y algún aroma
la belleza del otro
la lengua en la cadencia
y otra vez la luz

leo dijo...

lo vi el miercoles a claudio de lejos en la inauguracion del rojas...

ultimamente parece que varios caminos andan para chile, ojala me toque en un rato

el pais trasandino

saludos a todos los poetas q viven por once sur

Dragon de Azucar dijo...

El tempo y la calidez de los comentarios de algunas cajeras de ese mercado (y si, es una ironía...)

Saludos

b dijo...

un pais preocupado por el movimiento.