jueves, 8 de mayo de 2008

Poetas que escriben teorías sobre la ciudad. Hoy: Timo Berger

Eterna constelación de pocos segundos


En el carrill de giro para ir a The Girl from Ipanema
Aulla una cuatro por cuatro, los altoparlantes a tope

Una coma puede resultar gatillo
en el terreno, sin garantía, se reparten

caramelos, en la secuencia del semáforo un billete
de lotería para viajar hacia la felicidad de los segundos congelados

En el rabillo del ojo, estático, un avisador de movimientos:
la ciudad es como champán, sube rápido a la cabeza

Delante de nosotros, en el tránsito por momentos taconeante
un motoquero, de casco y arnés livianos

Su remera sabe Hijo de Ricos igual Playboy
Hijo de Pobres igual Motoboy

2 comentarios:

e dijo...

me gustó mucho este poema. tu poema.

Anónimo dijo...

Eh timo pero tú no paras, pronto te escribo que tengo unas preguntas y de hecho me gustaría este poema para leerlo por tierras Zaragozanas.
Diego Palmath.