martes, 16 de junio de 2009

Cecilia Perna ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Todo mayo en Buenos Aires sin moverme un solo paso...":

Estoy viva. Respiro desde que me levanto hasta que me acuesto, y creo que en el medio también. Y para la primavera apróx. estaré sacando librito nuevo por Zorra/poesía. Con dibus preciosos de Alfonso Piantini.

25 comentarios:

paula.p dijo...

y cuál el blog de cecilia perna, cecilia?

cecilia pavon dijo...

no sé si tiene, al menos no lo consignó

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cecilia Perna dijo...

Querido/a Anónimo, no puedo dejar de contestarte. Sí, tenés razón, soy gorda, tanto social como clínicamente. Esa es una etiqueta que puedo asumir perfectamente. Pero también, tanto social como clínicamente, te puedo decir que tengo un cuerpo saludable, bien estructurado, perfectamente flexible y con un tono muscular adecuado y en constante ejercitación. Te cuento también, ya que estamos, que mi cuerpo y yo, además de llevarnos muy bien, entrenamos en danza-teatro y nos gusta bailar tango. Somos muy felices y a veces morimos de ganas de entrar en una pista o subir a un escenario, porque no nos importa que nos abracen para bailar o que nos miren actuando, todo lo contrario. Tenemos una alta sensibilidad estética y por eso sabemos que, por ser exactamente así como somos, podemos atarnos plásticamente a esas largas líneas de representación femenina, que van desde Tiziano hasta Courbet y de Boticelli a John Currin.
Sí, Anónimo, mi cuerpo es un poco diferente al de la mayoría, es cierto. Pero eso hace a mi historia y a mi identidad y me vuelve una mujer orgullosa de ser singular e irrepetible: esa diferencia es la que me hace sentir viva.
Qué triste el día en que todos los cuerpos sean iguales; si es que ese día alguna vez llega (esperemos que no) la vida va a dejar de valer el dulce riesgo de ser vivida.
Y, por último, querido/a Anónimo, si querés saber mejor lo que pienso de la representación social de los cuerpos, leete esto y enterate:

http://www.ruletachina.com/previas/rch15/news/three/index.html

Te agradezco la oportunidad que me diste para expresar mi pensamiento.

Y por cierto, Paulita, no, no tengo blog.

delfina dijo...

Por supuesto, Ceci,que tenés razón aunque pienso que ni siquiera hay que contestar esas agresiones racistas. Pero entiendo tu enojo, desgraciadamente mi experiencia me dice que el tipo de persona que hace esa clase de agresiones anónimamente es casi irrecuperable. Envidia tal vez de tu inteligencia, de tu buena poesía? Déjalo correr.

Laura dijo...

Me asombra la agresión gratuita de ese comentario estúpido y (cómo no) "Anónimo". Como coordinadores de un blog, junto a mi socio Alex hemos tenido que filtrar el mismo tipo de ataques baratos y cobardes, dirigidos hacia algunos de los poetas que integran nuestro espacio. Si todos estos energúmenos que se dedican a atacar sin dar la cara pusieran la misma energía en tratar de crear algo, estaríamos ocupándonos de poemas y no de insultos. Aunque aquéllos seguramente serían tan mediocres como éstos.

Miss Sweety dijo...

Anónimo, bueno, hay que ser muy cobarde para dejar un post como anónimo. Seguramente, anónimo es un resentido (una resentida), sin inteligencia (eso se nota a la legua) y como dice Delfina, es un ser irrecuperable. Envidia, celos, patétic. Hay que dejarlo correr y que se envenene de su patetismo cobarde

Nadia M dijo...

A mí también me asombra ver y/o conocer gente como el sr./sra anónimo (no podría describirlo/a porque tengo cosas más importantes que hacer). Lo mejor que podemos hacer es evitar ese tipo de personas porque, como bien dijeron, son irremediables. No vale la pena preocuparse por lo que piensen o digan. Lo único que tenés que saber, Ceci, es que la gente inteligente jamás pensaría como él/ella. Y no le dediques ni un segundo más.

Carolina De Luca dijo...

que feito che! como que imbéciles, racistas e envidiosos hay en todos lados no? y hasta me atrevo a deslizar luegod e las última elecciones que properan, gozando de excelente salud.
Ahora me/te pregunto Cacilia Pavón, cuál el valor de habilitar y dejar escrito un comentario como ese? Uno puede administrar todos los comentarios de su blog y pasarlos por un filtro ( el de uno, claro). Me hace tanto ruido el mequetrefe que lo escribió como tu decisión de conservarlo. Para que? para que nos enteremos que esta gente existe? Para que Perna se entere?. Ja, yo comparto todos los viernes un espacio de danza con Perna...más de cuatro anoréxicas de moda querrían bailar como ella. Y encima es poeta y vive de buen humor...Borrá al anónimo flaca, me siento agredida yo como mujer y no por ser gorda justamente. Somos responsables de lo que habilitamos en nuestros espacios de circulación cibernéticos. Gracias. Saludos a todos/as

Elsa Drucaroff dijo...

Coincido: nuestro anónimo es racista, y el racismo siempre esconde inferioridad, resentimiento y envidia. María Cecilia Perna tiene un talento y una inteligencia poco comunes mientras que el dudoso sentido del humor del anónimo trasluce mediocridad. Y además Cecilia es mujer, la inteligencia y el talento irritan en las mujeres. No sabemos si el anónimo es mujer o varón pero sí que el sexismo, paradójica y tristemente, no es sólo patrimonio masculino.
De todos modos, este pequeño vómito idiota sirvió para algo que celebro: leer cómo María Cecilia Perna habla del cuerpo y de sus danzas, del placer de manejarlo, de saber hacerlo hablar, de ejercitar su destreza. Habla de un romance con el cuerpo que resiste contra una sociedad que nos impone el desprecio a él, la autoagresión, el uso que "deberíamos" darle, el modo en que "deberíamos" mirarlo y de qué formas sí y de cuáles está permitido disfrutar de él. Me acuerdo de haber leído en su hermoso libro de poemas, "La boca de Mercurio", una historia de amor desencontrado con el cuerpo. ¿Será que ahora vendrá más poesía, con una historia diferente? Elsa Drucaroff.

Delfina Muschietti dijo...

Elsa, me alegra de verte con nosotros. Estoy de acuerdo con tu afirmación de que, desgraciadamente, el sexismo no es patrimonio masculino. Tu comentario me hizo pensar que tengo que firmar con mi nombre completo en contra de las hordas anónimas discriminatorias. Soy yo la delfina que firmó antes.

cecilia pavon dijo...

chicas la verdad fue una distracción no borrar ese cooment. Hasta recién no me habìa dado cuenta lo que decía la falsa dirección. Pienso igual que ustedes y el racismo no está sólo en este tipo de ocmentarios, está también en las publicidades de yogurt ser, en la dictadura de la belleza a las que estamos sometidas a vivir desde que nacemos, en el desprecio qeu recibe la literatura "sentimental" escrita por mujeres, etc.
Ya lo borré y perdón cecilia por mi distracción, a veces un blog es un espacio no tan de uno y en parte, fuera de control

ine dijo...

para el lector anónimo :
sos espeluznante, siempre estás ahí para decir algo horrible.
tendrías que manifestarte para pedir perdón. ya que ser gordo no es un pecado, pero está considerado negativamente, usar esa palabra para insultar a otro es poner en tu boca lo peor de la sociedad.

basta de abusar de las muejeres, de su paciencia amor y cuidado devolviendo insultos a lo bueno que damos.

--
del anonimo

aunque en general queremos negarlo, decir "es un boludo, no le hagamos caso", muestra lo mas feo de los pensmientos, es aterrorizante.
muestra lo feo de nuestro propios pensamientos. todos alguna vez hemos dejado algún anónimo, incluso por vergüenza, por aventurarnos. para bardear... y después nos sentimos bastante boludos.

está bueno que nos hayamos podidos manifestar contra el anónimo. hay más para decir de esto. continuará!

cintilina dijo...

Y que más podría yo agregar a todo lo dicho acá arriba?

El comentario de "Anónimo" deja entrever que mucha gente tiene excremento (por no decirlo de otra forma) en lugar de cerebro.
Estoy segura que "Anónimo" debe ser tan mediocre que no debe haber entendido ni una línea de todo lo expresado previamente.

Y si.. como han dicho... dejalo correr...

Anónimo dijo...

Soy otro anónimo, no blogger, que repudia al anónimo descerebrado y ahora eliminado. ¡Hay cada uno... por favor...!!

Miss Banfield dijo...

no sé qué más agregar ya está todo dicho en cuanto al repudio de la violencia, la cobardía, la falta de creatividad podría agregar.
Lo más triste, además de la agresión sufrida, es que la polémica entre escritores (porque esta persona seguramente es o intenta ser escritor sino de otra manera no conocería a María Cecilia ni este blog)sea acerca de algo tan parecido a lo que dicen las vedettes, la televisión mierda que totaliza los discursos y no acerca de la poesía, de lo que escribe Ceci o cualquiera de las que estamos firmando en este momento. Hasta se aceptaría y sería bienvenida una puteada sobre lo que se escribe o no, a la manera de las vanguardias que supieron existir con ese sentimiento belicoso sobre cosas verdaderas, que importaban, como el acto creativo. Pero no sobre la apariencia. Esta discusión en este ámbito sólo muestra que estamos retrocediendo a pasos agigantados.
Noelia Rivero

ezequiel dijo...

Laura Casanovas- La agresión es sinónimo de violencia, es impotencia, es temor. Es temor a quedar afuera, es agredir por las dudas de que otro lo haga primero, es vivir en la cárcel de uno mismo y querer que los demás también construyan sus propias cárceles. Y, como la persona agresiva tiene miedo de dejar su cárcel, quiere arrastrar a los demás hacia su misma lógica. Pero por suerte, hay gente como Cecilia Perna segura de sí misma, de su inteligencia, belleza, espíritu, que sólo sabe acerca de expandir las fronteras de la mejor libertad, de esa que hace felices a quienes somos sus amigos y que tenemos la dicha de que cada palabra suya, cada sonrisa, cada momento compartido sea la oportunidad para darnos cuenta de que lo único que puede hacer de este mundo tan complejo y violento un sitio más humano y luminoso son las personas como Cecilia. Por último, le digo al señor/a Anónimo/a que intente dejar atrás su miedo, su propia cárcel, es posible.

Emi dijo...

¡Qué fácil es ponerse una máscara! ¡Cuántas cosas se pueden bárbaramente decir desde el anonimato!
Ceci, sos una mujer muy inteligente y hermosa. Todos los que te conocemos valoramos tu alegría y tu poesía.
Esta persona vino desde la oscuridad a posarse en un espacio de luz. Claramente no consiguió ni apoyar una pata.
Te quiero mucho amiga.

Sebastian dijo...

vas a publicar un nuevo libro con poesías? Me alegro mucho! Qué bueno que existió la oportunidad de enterarme.
Avisá que estaremos en su presentación.

Florencia dijo...

Ceci,
todo mi apoyo anti-anónimo, y qué lindo lo que decís, y cómo lo decís, de tu cuerpo, dá para un poemón!
Flor F

Daniela Vargas dijo...

Hola Ceci que mas decir que no hayan dicho todas las talentosas escritoras que acabo de leer, quizás puedo agregar que esa/ese gil seguramente te envidia infinitamente y probablemente hasta le gustas pero es una/un infeliz reprimido. Y ni el cuerpo de Nadia Comanechi se podría cambiar por una buena personalidad e inteligencia como la tuya. Es obvio que hay mucha gente que te quiere y lo acaban de demostrar así que ahora esa/ese te envidia mucho mas todavía, que se le va a hacer es el precio de valer mucho niña. Y si la o lo encontras yo te ayudo a cagarla o cagarlo a patadas no hay problema, uno no tiene obligación de ser tan perfecto no?

Anónimo dijo...

el anónimo tiene el deseo de ser el gran inquietante.

Miss Sweety dijo...

Perdoname Cecilia, pero deberías poner la opción de que no se permiten comentarios anónimos. Creo que en definitiva te evitará problemas de este tipo en el futuro.

alejandra vaca dijo...

Bueno: no voy a responderle a nuestro/a pequeño/a y anónimo/a Adolfito/a del subdesarrollo. Sí voy a hacer algunos comentarios respecto a su patética representación del cuerpo femenino. Es muy pobre descalificar a alguien por una característica física. De ahí pasaremos al ser rubio, morocho, alto, petiso, etc. El mundo está lleno de hombres que se creen con el derecho de evaluar, calificar y criticar a las mujeres; y de mujeres envidiosas o inseguras que necesitan criticar a otras mujeres para sentirse bien. Cda uno es como es. Por suerte todavía no llegamos al mundo de seres creados genéticamente de "Un mundo feliz". Personalmete, tengo que contarte, Ceci, que de mí siempre se burlaron por ser muy flaca, así que a la gente no hay nada que le venga bien excepto su pretendida perfección y normalidad. Gracias a no ser perfecta creo que pude cuestionarme muchas cosas, aceptarme y crecer como persona. En fin, no hay que justificar ni explicar nada. no me gustan los refranes pero creo que en este caso viene bien eso de "a palabras necias oídos sordos".

Verónica dijo...

Acabo de entrar al blog y de enterarme de semejante disparate…
Y me pregunto quien, en su sano juicio, puede comunicarse públicamente con otra persona con el sólo propósito de agredirla escondido/a tras una página virtual.
...Solamente aquel que se sienta incapacitado de usar las palabras para crear mundos tan maravillosos como los que leemos en la poesía de Ceci.