martes, 5 de julio de 2011

cuando me equivoco
cuando me pierdo
cuando me tropiezo
cuando me arrepiento

hoy me encontré tirados cincuenta pesos. Cayeron de un balcón a mi patio.

Quizás sea mi día de suerte.

2 comentarios:

emmagunst dijo...

muy bueno! buena noticia! todo pasa por algo y si vienen del "cielo" mucho mejor! =)))

José A. García dijo...

Esos son los días que vale la pena levantarse...

Saludos

J.