jueves, 3 de noviembre de 2011

tengo que escribir más siempre me lo digo
empecé a escribir una novela sobre mi humilde presente y mi humilde realidad,
lo que hago todos los días
pero en realidad nunca escribo, siempre pienso, pienso, pienso y pienso
en qué quedaría bien en la novela
ahora estoy con clau tomando una botella de champagne antes de irme a berlín por ocho días
es difícil escribir en el momento en que el espíritu está descubriendo algo, lo más difícil es captar ese momento de formación de una sensación.
no sé... hacer una literatura que no sea imperalista, que no quiera convencer a nadie de nada, que no sea un producto, que no sea una demostración de fuerza
es re dificil...

o re fácil, seguro que es más fácil que difícil pero yo me ahogo en un vaso de agua, porque a veces cuando pienso en la novela me doy cuenta que escribir algo lindo es lo más fácil del mundo



escribiré algo lindo y fácil como lo más fácil del mundo como el instante de inspiración y como el instante de amor que puede sucederle a cualquiera en cualquier momento en cualquier parte ya

2 comentarios:

romina dijo...

uh, pero esto es bellísimo. mi subrayado íntimo: "lo más difícil es captar ese momento de formación de una sensación."
clap clap

Flor cugat dijo...

beeste texto es manifiesto (L) de lo precioso. A mi emocionan las personas que me inspiran,creo que esa es la felicidad, cuando me siento vibrando en una órbita hermana a ellas. Me hace mal el producto de todo, es una comodidad. un abrazo Cecilia, ahi lei que volviste, que bueno. Yo amo La plata y me da vértigo buenos aires