lunes, 1 de septiembre de 2008

Este es el ultimo poema de mi plaqueta de vox que va a salir pronto y que se llama como este poema. Espero que no me critiquen por haber puesto el nombre de mi novio en el título.
Tal vez sea muy personalista. pero al menos es un personalismo lindo, inspirado en el amor y en el compromiso. Estoy segura de que nunca nos vamos a separar, por eso considero que no es aventurado tener un libro firmado por mí con su nombre en la tapa. Creo que los poemas deberían ser herramientas. Que un poema sirva para unir dos almas, ya es una herramienta bastante útil. Pido perdón por lo cursi de esta afirmación a todos aquellos que se sientan afectados por este tipo de manifestaciones sentimentales.



Poema robado a Claudio Iglesias


cuando hablamos en la cama
somos como russell y whitehead
descubriendo los primeros principios,
la matemática del mundo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que lindo poema, Ceci

dejame responder con otro poema, que no tiene en el titulo el nombre (personalista) pero igual viene de ahi, del encuentro con ella.

Spätes Frühstück

Jetzt bist du wach und schwitzt
und ich noch ein bisschen mehr
der Hitze dieses Sommers

passen sich unsre Körper an.
Und du lachst, während ich
zum Kühlschrank geh’, wo nichts

ist außer ein paar Wurzeln
und blaues Licht, das
auf ein Salatgerippe fällt.

Zum Gabelfrühstück gibt es
ein Lunch Poem, das den Hunger
nur flüchtig stillt, Frank O’Hara

als Häppchen und Erdbeeren schießen
aus dem Grab des Morgens und
verwischen unsre Münder, rot

versionscelestes dijo...

Ah, lo interminable del conocimiento mutuo,
fundido con el conocimiento
de la pureza de los números,
de la pureza de los cuerpos.

Saludos Celestes
[que es un engaño de la atmófera, por supuesto ;-)]

versions