lunes, 8 de septiembre de 2008

Estoy tratando de escribir un poema sobre internet, hice algunas notas sobre el impulso de escribir con lápiz sobre las puertas del placard los nombres de mis amigos y de la fascinación que de niña sentía por la palabra "placard".
No sé si las palabras tienen sonido en internet.
La poesía tiene sobre todo que ver con el sonido, o al menos mucho que ver.
¿de qué sirve un poema en internet?
Por otro lado, con un hijo de una año y siete meses no hay nada más poético que la manera en que él articula sus primeras palabras, sería imposible de transcribir, es puro sonido, explosiones o deformaciones explosivas de las palabras que escucha y que relaciona con objetos que le fascinan. por ejemplo "moneda": supongo que le debe parecer una palabra larga y pronuncia --con enorme entusiasmo, por cierto-- una sucesión de sílabas interminable que suena algo así como menámonamoná. Es divino, lo re quiero.

2 comentarios:

pretty printing dijo...

qué bueno, me recuerda el movimiento back-to-the-land de los setenta.

me pregunto si en cuarenta años no habrá un movimiento back-to-the-internet

besos a f.

niñacriolla dijo...

hablan susurrado, su lengua suena solemne, es como vos decís: indescriptible. a mí me gusta cómo pronuncia mmamm-mmá y ante los festejos se rie con picardía.