domingo, 14 de marzo de 2010

Hola Lars

ayer en el ciclo de poesía domiciliaria, paz levinson leyó este poema. me gustó mucho, acá va:

Hola Lars

estuvimos en tu casa como sabés

gracias por tu hospitalidad

la verdad es que nos vino muy bien

llegar a una ciudad y tener un lugar para nosotros

pero tengo que decirte que

estuve limpiando bastante

y creo que ya te conozco

lo suficiente como para saber

que aunque yo limpié mucho

no te vas a dar cuenta del trabajo que hice

porque si nunca viste esos rastros

no vas a notar su ausencia.


Empecé por la cocina

la sartén usada, lo mas obvio primero

los jarros de metal, ollitas

el aparato cocina, descubrí dos cafeteras

con hongos blancos de café flotando

pude remover casi todo menos

ese café estancado en el filtro

la otra cafetera era de metal y tenía las paredes negras

igual no te preocupes, eso lo dejé

porque es lo que le da el gusto,

seguí por las canillas que empezaron a brillar

y después las puertas de los muebles

y después las puertas de toda la casa

por suerte tenias limpiador de vidrios

que es muy bueno para las superficies

que uno toca y toca y toca y no se da cuenta

el liquido tiene amoníaco y el amoníaco corroe

cuando pulverizaba las puertas caían gotas negras

y pasando el trapo quedaron otra vez blancas

mientras escuchábamos tus vinilos

limpié toda tu casa

los discos los sacamos prestando atención

cuidando de acomodarlos siempre en el mismo lugar

con los discos sos muy obsesivo, eso se nota.

Lars estas en Nueva York y nosotros en tu casa

limpiando los ceniceros que tienen una capa tan gruesa

que tengo que dejarlos en remojo para que se afloje

la ceniza de todos estos años, los cigarrillos que fumaste

con todas tus novias, tus amigos, solo

mientras remuevo, renuevo siento que te hago un bien

pero ahora pienso que tal vez te enojaste cuando volviste

porque de alguna manera le saqué experiencias a tus cosas.

Eso si, en el baño hice la limpieza básica

porque tampoco te iba a dejar el baño tan lindo

tampoco te conozco tanto

como para hacerte ese favor

pero vi que tenias perfumes sofisticados

que te importaba más tu imagen que tu casa

la ropa desordenada pero limpia

guardada en un cajón en la cocina

tus remeras son médium, sos alemán pero no tan alto

me costó descifrar de qué trabajabas

hasta que vi en la entrada muchísimos pases para eventos

ah sos periodista!

sé que tuviste un hijo con una chica

que te adoraba pero te dejó

no hacías nada en la casa

y eras descuidado, ella tenia que limpiar

hacer todo, esas fueron las primeras

discusiones de convivencia

después, la relación se desgastó

tus cantidades de discos, libros, collages, instrumentos

no dejaban lugar para las cosas de ella

Lars Lars

no te conozco pero conozco tu suciedad

creo que a partir de ahora podemos ser reales amigos

quedarnos callados tomando café

pensando cualquier cosa uno de otro pero estando en el momento que

nos necesitemos.



11 comentarios:

taparoja dijo...

a mi me gustó mucho, mucho!

inés dijo...

no te conozco, pero conozco tu suciedad...

nicolás pedretti dijo...

muy bueno

enrique dijo...

lindísimo!

Anónimo dijo...

me gusta este poema
tiene algo de room raiders, de adivinar al personaje por su casa, un csi con cariño. algo asi.

Anónimo dijo...

será el freak de timo?

Anónimo dijo...

será el freak de timo?

Cecilia Pavón dijo...

no, que yo sepa timo no tiene un hijo y el poema parce bastante realista

laurishkaia dijo...

qué lindo paki!

me perdí la lectura, pero qué bueno! un poema recién sacado del horno!

lau

cecilia dijo...

es hermoso

Che Pereyra dijo...

Wow! Me encantó éste poema. Bueno, tu blog está re bueno.

Es bueno conocerte (llegué por gog y magog).

Abrazo.