jueves, 13 de mayo de 2010

creo que un montón de cosas malas que me pasaron,
me pasaron a causa de mi solemnidad.
Cómo se hace para no ser solemne?
Me gustaría dejarla de lado, a la solemnidad
que fue mi compañera en mi relación con vos, Clau.

1 comentario:

jb dijo...

yo soy la antítesis absoluta. y si fusionáramos? tal vez funcionaría. un poco de relajo, un poco de solemnidad tal vez daría un poco de...¿normalidad?