viernes, 21 de mayo de 2010

Parece que mi libro 27 poemas con nombre de personas ya salió y está en Lobos
me parecería genial presentarlo allá
Es un libro re fácil de leer porque es re cortito, son más como slogans que poemas. Creo que se lee en media hora, o incluso menos, quince minutos tal vez.
Les aviso cuando llegue a Capital.
Cuando sos escritor no importan los espacios, me acabo de dar cuenta
de repente siento que la ciudad está vacía que no la conozco que me da lo mismo cualquier ciudad.Antes me fastidiaba Buenos Aires, su fealdad, la basura, el tránsito, etc. Ese fastidio era una forma de amor finalmente. Ahora me da lo mismo porque la ciudad no es nada más que el reorrido que tengo que atravesar para llegar a las personas, a sus casas, a sus galerías de arte, a sus librerías. Y las personas son como mi paisaje. La galería donde está mite igual es un espacio que me gusta mucho, y sobre todo la tienda de ropa greens. Me encanta sentarme ahí adentro en unas sillas blancas de madera al lado de una cortinita de cuadrillé azul que tienen. Esa tela como de guardapolvo de kindergarten.

1 comentario:

EMMANUEL STICCHI dijo...

"la ciudad no es nada más que el reorrido que tengo que atravesar para llegar a las personas"

Hermoso, hermoso, hermoso.